La pantalla no responde en Android

Android es un sistema operativo complejo. A pesar de su sencillo uso, desde él se esconden cientos de códigos que hacen de este sistema operativo lo que es. Cada clic, cada opción, cada personalización es lograda gracias al sistema operativo, pero sin embargo, a pesar de su complejidad y simetría, Android sigue estando vulnerable a fallos.







Entre los fallos más comunes en los dispositivos Android podemos encontrar la típica “pantalla congelada” la cual afecta hasta a los dispositivos de gama alta, dejando así a los de gama media y baja aún más vulnerables a este problema que muchas veces obliga al usuario a tener que reiniciar el móvil, ya sea mediante el quitado de la batería o mediante el método del botón bloqueo.

¿Que es la pantalla congelada?


La pantalla congelada es simplemente un estado en el cual el dispositivo móvil no responde a ningún comando y de esta forma solo es capaz de mostrar una sola imagen por tiempo indeterminado, la cual no cambiará por más intentos que se hagan.

En este estado, la pantalla congelada puede verse presente en cualquier momento durante el funcionamiento del celular, ya sea durante el uso de una aplicación, en el escritorio del dispositivo móvil e incluso en otras secciones como bien pueden ser la pantalla de inicio donde podemos ver el logo del fabricante o incluso cuando el mismo está apagado, haciendo que no pueda encender.

 ¿El celular sigue funcionando durante la pantalla congelada?


Durante el estado de pantalla congelada, el dispositivo no está apagado, al contrario, está encendido y sigue consumiendo batería de forma normal como si estuviera ejecutando sus procesos de la manera en la que lo haría en cualquier otro momento.

Dependiendo de la acción que estaba realizando el usuario antes de que el dispositivo se congelara dependerá el consumo de batería del mismo.









El saldo de la renta móvil se puede consumir mientras el dispositivo se encuentra congelado. Los mensajes de texto pueden seguir llegando mientras el dispositivo se encuentra en pantalla congelada, y así sucesivamente otros procesos pueden seguir estando en ejecución durante este estado.

 ¿Este estado puede dañar el celular?


No se tienen casos ni hay certeza que este motivo en especial pueda ser el causante de que un dispositivo Android se vea dañado. En dado caso, la pantalla congelada algunas veces es parte de una serie de señales o síntomas que muestra el celular a causa de algún problema en el software que puede estarlo deteriorando poco a poco.

La pantalla congelada es solo una manifestación de un malogro ocurrido en el software del dispositivo Android por diferentes motivos, en los cuales puede verse vinculada la memoria Ram, un virus que pueda saturar el sistema operativo o algún problema de procesamiento asociado a algún hardware referente a esta tarea.

¿Tiene solución el congelamiento de pantalla?


Existen muchas soluciones para revertir este estado del dispositivo Android, y aquí mostraremos varias de ellas para que hayan más opciones al momento solucionar este problema tan común que azota a todos los Androids:

Retiro de batería: Esta solución es la más común entre los usuarios, y es debido a que es un método clásico que se ha venido empleando desde la época de los celulares analógicos, donde el retiro de la batería era una solución confiable debido a que el corte de la energía hacia el celular hacía que se apagara al instante y así se solucionara cualquier problema momentáneo.

Esta solución no siempre es una buena opción, y se debe a que este uso de forma frecuente puede generar deterioros en el dispositivo con el tiempo, además, de que actualmente muchos dispositivos son monobloques, por lo cual, no le dan posibilidad al usuario de tener acceso a la batería de forma común, por lo cual, solo puede ser sacada por especialistas en el área.






Reseteado mediante botón de bloqueo: Este método no muchos lo conocen debido a que se cree que cuando el dispositivo está congelado nada del hardware funciona en lo absoluto, pero la realidad no es así, y esto se debe a que muchos dispositivos Android cuentan con un mecanismo de reseteo que se acciona mediante el uso de un comando en específico.

El comando de reseteo puede ser accionado con diferentes botones dependiendo del modelo del dispositivo y marca del mismo. En algunos casos, los modelos suelen usar el botón de volumen y el botón de bloqueo, mientras otros usan el botón “home”, pero esto siempre depende de la marca.

El punto en este tipo de secuencias, es dejar el botón, o los botones (dependiendo del modelo del dispositivo) presionados por un plazo de 20 a 30 segundos para que el mismo se reinicie de forma óptima, quitando así el problema del congelamiento de pantalla.

Dejar que la batería se agote sola: Este método es poco usado por los usuarios, pero es una opción igualmente viable y más en caso de que ocurra cuando el dispositivo se encuentre con muy poca carga, esto hace que el mismo se apague de forma normal y ya solo restaría por parte del usuario el cargarlo nuevamente para luego encenderlo con el problema ya corregido.








Si el problema es persistente, como antes habíamos dicho, se puede deber a un problema en el hardware o que simplemente el tiempo de vida del dispositivo es cada vez menor, cosa que no es del todo probable al menos que el modelo sea antiguo.

También se pueden ver casos donde la pantalla congelada se puede deber a la instalación de una ROM nueva o algún malogro del software por parte del usuario, generando de esta manera, conflictos internos, y posiblemente puedan luego deteriorar la integridad del sistema operativo de forma permanente.

Lo último mencionado va más que todo a los usuarios Rut, en los cuales el manejo del sistema del dispositivo móvil es más libre, y por lo tanto, lo hace más vulnerable a cambios relevantes en su infraestructura. En este tipo de casos especiales se debe tener mucho cuidado con el uso adecuado del  celular.


No hay comentarios.